Reinventar un negocio. De champiñones a ovejas

1 Reply

General

De los champiñones a las ovejasUn grupo de champiñoneros de la Rioja, decidieron  construir una nueva champiñonera, todo parecía ir bien en el sector del champiñón, el segundo cultivo tras la uva que más ingresos genera en la agricultura riojana. Pero la actividad de la empresa comenzó en el año 2002, coincidiendo con una crisis sin precedentes en el sector que les cogió de improviso con la inversión ya realizada.
Tras mucho pensar, decidieron comprar ovejas lecheras mientras cada uno seguía al frente de sus negocios propios.
Con la ayuda de un pastor que estaba a punto de jubilarse compraron un lote de 400 ovejas que, en un principio, albergaron en sus corrales hasta adecuar las instalaciones para el nuevo negocio. Una vez todo preparado, pasaron a las ovejas a la champiñonera y ampliaron el rebaño hasta completarlo con un total de 1.200 ovejas.
Los inicios volvieron a ser complicados: la subida de los precios de los piensos, la creación de un rebaño propio a base del ganado comprado de varias procedencias, el aprendizaje del manejo de las ovejas, del ordeño mecánico y el complicado mundo de los trámites para recibir subvenciones han sido los campos de batalla en el que han tenido que luchar estos empresarios durante dos años.
Un futuro prometedor
En la actualidad, prácticamente la totalidad de estos problemas iniciales están solventados y, aunque aún luchan con los cientos de trámites que hay que realizar para conseguir algún tipo de subvención. Los precios del cereal se han estabilizado, se ha conseguido crear un rebaño uniforme y su manejo se organiza con precisión gracias a cuatro trabajadores rumanos que junto al gerente, son los que se encargan de sacar adelante la producción de la leche que en el último año fue de 300.000 litros y que venden a una empresa láctea riojana que la utiliza para elaborar queso.

Attribution-NonCommercial-ShareAlike License by Fernando Cuenca Romero

1 comment

  1. Pingback: Convertir un negocio de champiñones en otro de ovejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *